Aceite de Argán: El Sultán de la Salud y de la Belleza

El aceite de argán tiene sello de mujer. Es un aliado en el cuidado de la salud y la belleza femenina por su amplia aplicabilidad en el campo de la medicina y el mundo cosmético. Es exótico, místico y misterioso, como todo lo parido por el suelo marroquí. El aceite de argán es un defensor por excelencia de la piel, el cuero cabelludo y el cabello por su alta dosis de vitamina E, omegas 3,6 y 9, antioxidantes y ácidos grasos insaturados.

Se le conoce como el oro líquido de Marruecos o el oro del desierto por sus altas propiedades que lo proveen de valor y pureza.

Aplicado en el cabello o rostro les devolverá su luminosidad al restaurar su equilibrio, humedad y hacerlos lucir frescos, dinámicos y suaves. El aceite de argán es un consentidor por excelencia.

Aceite de Argán

¿Qué es el aceite de Argán?

Es una sustancia transparente, de color ámbar, fino y no graso, resultante de las semillas del árbol de Argán o Arganero, autóctono de Marruecos.

Su modo de obtención lo convierten en una verdadera obra de arte al provenir de un proceso muy original y especial conducido por las manos femeninas de las tribus Bereberes que le dan su aspecto y forma líquida, luego de romper la dura nuez del fruto, extraer sus semillas y amasarlas.

Composición del Aceite de Argán

El aceite de argán está compuesto por ácidos grasos esenciales (AGE), entendidos estos como un tipo de lípido (moléculas orgánicas) que el cuerpo no puede sintetizar por sí solos y que se requiere ser ingeridos por medio de la alimentación.

Entre estos destacan el ácido linoleicocido graso esencial de la omega 6), oleico (ácido graso esencial de la omega 9), tocoferoles (compuestos orgánicos), polifenoles (sustancias químicas), caroteno (antioxidantes), esteroles (esteroides) y terpeno alcoholes (compuestos orgánicos).

Usos y aplicaciones

El aceite de argán es muy versátil pues motivado a sus múltiples propiedades puede ser empleado solo o ser incorporado a fórmulas en cremas cosméticas; puede ser ingerido o utilizado de forma externa.

Aceite de Argán y el campo de la medicina

Gracias a la composición antes descrita, cumple una acción preventiva contra las enfermedades cardiovasculares debido a los ácidos grasos poliinsaturados y los antioxidantes, ejerciendo a su vez una acción beneficiosa en los vasos sanguíneos.

Evita la pérdida de la elasticidad arterial y otros trastornos vasculares, por su acción antiaterogénica. Disminuye la presión sanguínea.

En el área de la dermatología se recomienda su empleo para aliviar los dolores y el enrojecimiento en la piel causados por las quemaduras a causa de la frecuente exposición al sol, esto debido a sus propiedades antiinflamatorias.

Es cicatrizante, antiséptico y desinfectante. Muy propicio para acelerar el proceso de cicatrización de aquellas heridas que estén cerradas, al mismo tiempo es restaurador y regenerador de la piel. Combate y alivia enfermedades como la psoriasis, xerosis, ictiosis, irritación, eccemas, micosis y dermatitis.

A modo de fricción puede ser empleado en los dolores reumáticos y de las articulaciones.

Finalmente, números estudios señalan que tiene acción anti cancerígena por reunir en su composición esteroles.

Revitaliza el interior y resalta la apariencia

Una piel reseca es antiestética y pobre en salud, descuidarla es darle la espalda al cobertor del cuerpo, pues es el mayor de sus órganos, lo cubre en toda su extensión. Cuando la piel pierde su lozanía, luce arrugada, agrietada, tirante, áspera y adolorida, dirigiéndose inevitablemente al envejecimiento, ¿lo peor? es propensa a sufrir enfermedades.

Una piel tersa es agua y grasa y con el uso del aceite de argán es posible porque su fuente de vitamina E, la protege de los daños causados por los radicales libres, le regresa la humedad y su equilibrio natural al regenerar la epidermis, luciendo así un aspecto más flexible y resistente.

Puede aplicarse directamente sobre la piel húmeda al salir del baño o antes de acostarse después del lavado frecuente del rostro. Solo debe colocar algunas gotas en la yema de los dedos y ofrecerse algunos masajes circulares.

Otra manera es por medio de mascarillas mezcladas con glicerina, cúrcuma, miel, yogurt, entre otros.

Al igual que la piel del cuerpo, la que reviste la cabeza también sufre, siendo el principal afectado el cabello. Es importante precisar las principales señales que indican una base del cabello poco saludable:

  • Sequedad y descamación.
  • Zonas enrojecidas.
  • Falta de uniformidad
  • Sensibilidad, dolor, irritación, picor, tirantez, oleosidad y caspa.

Los efectos del aceite de argán también son eficaces en el cuero cabelludo, otorgándole brillo y suavidad al cabello.

Para una hidratación profunda extienda el líquido a través de este y déjelo reposar una hora antes de enjuagar. Puede envolverlo con una toalla y al retirarlo utilizar agua tibia.

Otros usos que embellecen

  • Es recomendado contra la celulitis. Procure un masaje circular por las zonas afectadas.
  • Para suavizar las manos y endurecer las uñas. Frote sus manos y uñas con esta esencia y verá cómo se ablandan incluso las cutículas.
  • Reduce la apariencia de las estrías. Al igual que el caso de las celulitis, esparza el producto por las zonas más propensas a su aparición.

Enciende el paladar

El aceite de argán de uso comestible o alimentario está presente como ingrediente o complemento en numerosas recetas, realzando el sabor del plato y propinando al comensal un exquisito aroma. Puede emplearlo en carnes, pescados, sopas y cremas.

Una de las maneras de degustarlo más demandada es con pan caliente árabe, también mezclado con zumo de limón y utilizado como un aderezo en las ensaladas.

En este apartado, no podemos dejar de mencionar el “amlou” una pasta dulce y de apariencia achocolatada con la que hacen el pan para desayunar las poblaciones de las tribus Bereberes, esta masa queda de la extracción inicial del aceite.

El árbol de Argán y sus peculiaridades

El árbol de Argán (Argania Spinosa), vientre que alberga la esencia de este producto, también es muy particular. Su apariencia es muy tosca, árida y desdeñada, al verlo puede resultar poco amigable, pero contrariamente a su semblante, su interioridad es muy sabia, flexible y adaptable a su entorno.

Durante la época de sequía se desviste, dejando caer sus hojas, con este proceder evita la evaporación y en época de lluvia nuevamente vuelve a lucir su follaje. Se alía al calor y no demanda mucha agua, sus raíces extensas pueden alcanzar metros de profundidad y así nutrirse del agua subterránea.

En cuanto a su aspecto físico, su tronco es corto, sus ramas entrelazadas y cubiertas de espinas con hojas de gran resistencia, sus hojas son pequeñas, de color amarillo. Su fruto es carnoso y en el centro tiene un hueso duro, se asemeja a un dátil con el tamaño de una nuez, de color verde-amarillo, a veces rojo. Un argán tarda entre 5 a 6 años en dar su primer fruto.

Cuando comienza el mes de junio, y con este su calor, los frutos del argán comienza a madurar, la sequía ocasiona la ausencia del pasto, en consecuencia las cabras trepan al árbol… si, las cabras, ¿Un poco de realismo mágico, no? con esta acrobacia comen sus hojas y frutos. Al caer el día, estos animales escupen los huesos del fruto, facilitando así su recolección por los pastores, quienes no tienen que pincharse por las ramas espinosas. ¿Trabajo en equipo? : )

Otra manera de recogerlos es después de que caigan al suelo maduro, dejándolos primero secar, pelándolos y extrayendo el hueso.

Por todas estas cualidades excepcionales, el bosque de Argán, ubicado al suroeste de Marruecos, se ha hecho merecedor de la distinción de reserva de la biósfera por la Unesco en 1998, ya que la especie argán nutre a más de 1200 especies vegetales y animales, puede vivir más de 200 años y su aceite no sólo asombra por sus bondades estéticas y medicinales, sino que su obtención ha convertido a un pueblo y a la mujer bereber en una sociedad económicamente productiva.

El aceite de argán ha promovido a las mujeres del sector a integrarse en cooperativas y recibir la asistencia de diversos organismos para su desarrollo en donde las ganancias de la exportación de este aceite se han invertido en la misma localidad y en la preservación de la extensión territorial que alberga esta especie. Es el argán un árbol sin desperdicios, absolutamente productivo, integrador y noble.

Podemos decir con certeza que el aceite de argán lo envuelve una atmósfera mágica y encantadora, muy característica del Medio Oriente y está impregnado de la entrega, fecundidad, vitalidad, firmeza, belleza y amor que reúne en su naturaleza, una mujer.

¿Dónde comprar Aceite de Argán?

Usar el aceite de argán es realmente un privilegio, una oportunidad no solo por los efectos que produce, sino por todo el recorrido que realiza hasta llegar a tus manos.

Si deseas vivir una experiencia gratificante, optimizar su salud, renovarte e incluir en tus cuidados de belleza un cómplice certero y eficaz, no dudes en añadir dentro de tus productos de cosmética natural de uso cotidiano este maravilloso tesoro.

Descubre el aceite de argán y otros aceites corporales en Local Bio Market.

¡Regresa a lo natural y retoma las bondades de la madre Tierra!

Resumen
Aceite de Argán: El Sultán de la Salud y de la Belleza
Artículo
Aceite de Argán: El Sultán de la Salud y de la Belleza
Descripción
¿Para qué sirve el aceite de argán? Te explicamos el origen, usos y beneficios de este aceite vegetal natural llamado también el oro de Marruecos.
Publisher
Local Bio Market
Logo
By |2018-06-27T13:06:45+00:00mayo 29th, 2017|Belleza|0 Comments

About the Author:

Local Bio Market es el sitio web que te ayuda a llevar un estilo de vida saludable y sostenible.
>