Os presentamos el Fairphone , un teléfono inteligente desarrollado bajo criterios éticos. Utiliza minerales, como el coltán, extraídos de minas “libres de conflicto” y se produce en una fábrica en China donde trabajan activamente para mejorar las condiciones laborales de sus trabajadores.

Aparentemente es un teléfono “normal”, como cualquier otro Smartphone. Pero es un teléfono que intenta ir mucho más allá. Es un teléfono justo.

Fairphone, empresa social holandesa, se planteó hacer las cosas de otra forma y concienciar a la población de los problemas que hay detrás de la producción de la electrónica en general, por eso decidieron desarrollar un móvil lo más ético posible.

Incorpora los mismos materiales que el resto de smartphones. El coltán es uno de los más conocidos y generalmente su extracción en el Congo se asocia con la explotación de los mineros por parte de los “señores de la guerra”. Fairphone en cambio trabaja con proyectos directamente de la zona como “Conflict Free-Tin Initiative” y “Solutions for Hope” para asegurarse que los minerales son libres de conflicto.

El objetivo para Fairphone es mejorar las condiciones laborales de sus empleados, tanto en la extracción de minerales en el Congo como en la producción en China.

Otra de las características de este móvil es que los mismos usuarios pueden cambiar las piezas y reparar su teléfono. La batería es intercambiable y las piezas se venden en su web. Tienen hasta tutoriales “diy” (do it yourself) y pretenden con esto acabar con la obsolescencia programada de los teléfonos inteligentes y con la cultura establecida de tener que cambiar el teléfono cada vez que algo no funciona.

Como ejercicio de transparencia, en su web explican el coste de fabricación y el margen de beneficio que tienen gracias a este teléfono responsable.

La próxima vez que tengas que renovar tu móvil, ya tienes la alternativa para tomar una decisión responsable.