A diferencia de la edad cronológica – que es inamovible, una edad biológica avanzada se puede modificar para lograr una buena longevidad con calidad de vida.

Para ello es necesario llevar un estilo de vida saludable, mantener la mente despierta para aprender a gestionar el estrés y cuidar de la flora microbiana para que mantenga una correcta capacidad funcional.

A continuación, 12 alimentos antioxidantes para mantenerte joven:

  1. Ajo: si se come crudo, tiene beneficios anticolesterol y desintoxicantes.
  2. Alcachofa: favorece la secreción de la bilis por la vesícula biliar y su evacuación por el intestino. Es un buen diurético.
  3. Aguacate: además de sus grasas saludables, contiene glutatión (el principal antioxidante de las células) que favorece la eliminación de toxinas.
  4. Berros: su clorofila favorece la producción de glóbulos rojos y de enzimas desintoxicantes.
  5. Ciruelas: su contenido en ácido tártrico (laxante natural) le dan propiedades antioxidantes que desintoxican. Ayudan a eliminar más deprisa los deshechos.
  6. Cúrcuma: aumenta las enzimas antiinflamatorias en el hígado. Tiene más poder si se asocia con la pimienta. Puedes añadirlo como condimento o tomarlo en forma de suplemento.
  7. Manzana: contiene pectina, una fibra que permite la excreción de toxinas y se infla en el estómago en contacto con los líquidos dando una sensación de saciedad.
  8. Pomelo: abastece de vitamina C, tiene un gran poder antioxidante capaz de capturar los radicales libres y las toxinas.
  9. Remolacha: reafirma la metionina  que ayuda al cuerpo a tratar los desechos del organismo y betanina que ayuda al hígado a metabolizar las ácidos grasos.
  10. Trigo Sarraceno: cereal sin gluten que se digiere fácilmente y su índice glicémico impide que se formen las reservas de glúcidos que luego forman grasa abdominal.
  11. Tofu y otras proteínas vegetales: pueden sustituir la carne, se asimilan rápidamente, mejoran la digestión y ayudan al organismo a excretar las toxinas.
  12. Crucíferas: la col verde y roja, el brócoli y la coliflor aportan vitamina C, fibras solubles y cromo que regula las tasas de azúcar en sangre.