El algodón orgánico es una alternativa a la producción convencional de algodón. Tiene múltiples beneficios para el consumidor final, los agricultores y en el medio ambiente. A diferencia del algodón convencional, la producción de algodón orgánico no daña la salud de los agricultores ni es nociva para la tierra.

algodón orgánico

 

Qué es el algodón orgánico y qué diferencias encontramos con el convencional

El algodón es una fibra proveniente de la planta del algodón y se utiliza para la elaboración de textiles. Casi la mitad del consumo mundial de fibras textiles es de algodón. Se utiliza principalmente para la confección de prendas de vestir, sábanas, toallas u otros objetos que se confeccionan con telas. Adicionalmente, de la planta del algodón se obtienen insumos como el aceite, la celulosa para la elaboración de cosméticos y fibra para el papel billete.

Existen dos tipos de cultivo de algodón: el convencional y el orgánico. Según datos de la producción de algodón del 2014/15, vemos que tan solo el 0.43% de la producción mundial es orgánica y el resto es convencional.